viernes, 29 de julio de 2016

Entre la madre y la alquimia.

Los dedos estaban congelados por el alma,
no había mucha alma,
ni dedos que escriban.

Una vez más
el silencio habla
por los poros del caminante.

No hay glorias simpáticas
pero si fragancia eterna
al recordarte en mi sangre.

Cada día me acerco
un poco más a ti
repitiendo muchas cosas
para susurrarte madre.

Agarraré las cometas por los pies,
naciendo de ti.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Chispas..

Buenas tardes mencionó el insecto poeta,
sin nombre estaba en la lista...sobre un código habló.

Era de coordenadas simples para un gran cometido.
(pensando)

Pocas señales sobre una demencia anunciada,
se avecina sin piedad..

No hay tristeza,
no hay alegrías...

Hay un telón, siempre el mismo,
descolorido de tantas manos bajarlo,
lo sabe el insecto poeta, lo sabe, quizás.

Aparece un crucigrama reflejado en la estancia
es oscura, no por oscura,
por no visitada.

Se traga el aburrimiento,
escribe con las uñas un nombre.

Aquí no hay respuestas, cierta confusión si.

Hace tanto tiempo, que no aparecía.

Bienvenidos...




jueves, 2 de julio de 2015

Insecto Poeta.

Regresó el insecto poeta pero, mas insecto que poeta,
aunque le crecieron lapiceros en sus dientes,
para deletrear su vivir  en el muro del barrio
donde pasaban las ratas rosas sin celestiales propósitos.

Había silencio,
pensamientos flotan,
esta vez no hay mucho que decir,
la avenida estaba pasada de moda,
huéspedes de antaño estaban floreciendo
en aquel viejo árbol
donde las huellas danzaban todavía
para abrigar aquellos viejos buenos tiempos.

Iniciales de amor eterno,
fechas de entierro,
besos primeros angelicales,
tantas primaveras celebradas en el pueblo viejo,

en cadencia nunca fallecía,
simplemente respiraba.

Ah que inspiración tan insatisfecha,
que vacía el alma tenía el insecto poeta,
no había espejos, relojes, ni puertas cerradas para ser abiertas,
golpeadas en bienvenida.

Sonríe el amor existe.

 ¿Será apego como aquel cómodo sillón antiguo?








jueves, 26 de febrero de 2015

Privilegio......

No pudo ir tan lejos, la felicidad no era su prioridad,
no quiso soltar el dolor.

Se escucha una canción, más que canción era un lamento
aullaba en la noche, aullaba en el día,
había silencio en sus pensamientos la ruta estaba consumida,
más había vida en esa muerta lenta que era un prodigio.

Había un espejo incrustado en el árbol, en el árbol,
que no era árbol, era espejo disfrazado de árbol.

La armónica escuchaba el canto del viento, quiso imitarlo y se volvió llanto,
no habían girasoles en aquel florero blanco, aquel florero de tantas flores
que amanecían al canto de ningún canto.

Entra niño de la luz, entra,
es tu casa,
caíste del algún lado...no sabemos de donde pero entra,
apenas tienes edad para entender la sabiduría tuya,
eres tan joven en la vejez pero entra, mira el cielo hoy esta de colores,
agárrate fuerte de la ventana, acabas de llegar,
míralo bien, porque es la señal que te brinda la luz, no trates de volar con tus pensamientos, ni atravesar materia dura, perdiste todo aquello ahora tienes carne,
pero ven, tranquilo, tienes la señal bajada, ensimismada en tu alma,
ya iremos mirando quien eres, la razón del estar.

Mira ella es tu madre, aquel es tu padre, son tan jóvenes para ti, tu tan viejo para ellos,
guarda silencio, si aquellos tu hermanos, el perro tu mejor compañero lo sé, desapareció aquella tarde, jamás apareció, también sé que lo buscas por siempre, quizás fue la lección de la perdida en ti.

Eres un viajero que se perderá en su propio barrio.

Los ruidos que escuchas  cada noche son otros viajeros que no puedes ver,
no cualquiera logra hacerlo.

No por favor suelta el libro, la ruta no esta en ellos.

Ya es tarde mañana será futuro, caminarás hasta la próxima muerte,
no te asustes, la muerte es un engaño del que nadie sabe.

Ahora lo que miras es tu cama duérmete.







sábado, 14 de febrero de 2015

Ven por favor

Quiero entrar,
abre la puerta sin mí,
quiero conocer,
derrumbar la piel,
quiero entrar,
entro:

Hay silencio nada se mueve,
 hay un solo color y que mira,

el viento no mueve camino,
es un solo viento,
tiene un ojo,
todo mira.

Entro: Hay una silla,  la única silla que yace en una esquina
al lado de una sombra que no se mueve hay oscuridad,
permanezco inmóvil en el espacio, escucho una canción de cuna y algo más:

Observo un nacimiento, quiero regresar, me regreso pero escucho una voz  que me llama por mi  nombre una voz lejana  de mujer , me acerco reconozco a  mi madre con un bebé recién nacido amamantándolo, soy yo el bebé que acaba de nacer.

De repente siento un dolor en mi brazo derecho logro distinguir una enfermera me acaba de inyectar hay un letrero que dice  " Pabellón de siquiatría". Pregunté por mi madre y por mí, me vuelve a inyectar.

Empiezo a buscar la misma puerta.

¿Me das la mano para ayudarme a encontrarla?

 Quizás sufres la misma demencia que me aqueja, de buscar el ser más amado que puedes amar aunque sufras la violencia de su ausencia.

Hay oscuridad en la habitación todos los días son domingos y tu no estás.

Volteo la mirada.