domingo, 9 de diciembre de 2007

Uno màs

Solo te tengo y hoy no he comido.
La danza del diablo hizo honor a mi arrastre, cuando el alma se vuelca a un suicidio. Soñar que no quiere ver la luz y mantiene la cortina cerrada. Ahora es el mediodía, y se oye la actividad que es pecado para mí.
El peso de toneladas se apoyan en mi pecho recorriendo piedras, escudriñando espacios que me dan alguna señal para improvisar una pequeña salvación, aunque sea por horas, para bañarme. Salir a comer en la esquina, donde miro fantasmas iguales a mi, y me escondo para no unirme a un llanto que serìa peor que el mío.
Ahora me bañare. Moriré mas veces y màs veces reviviré.
No hay descanso, nunca lo habrá.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal