domingo, 12 de octubre de 2008

Causa

Se tejieron
alas de cemento
en mis espaldas,
mordì mordaza
condenè mi alma.

Apedreado
acusado,
lancè mi espiritù
a tu dolor.

Era yo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal