viernes, 7 de noviembre de 2008

Carretera El Salvador

Te vi cerca
Esta vez murmuré
Tu nombre,
Fue fácil hacerlo
Se deslizo despacio
Por mi garganta
Como el recuerdo
De un adiós nefasto.

Al virar la esquina
Solo vi el humo del taxi
Guatemala tragó
Mi alma,
Y algo más,

Se quedo contigo.

1 comentarios:

Blogger Samantha ha dicho...

Me situas, Poeta. Me das presencia en la evocación de ese adiós que cubre de nostalgia tus versos.

A mi opinión hallo en este escrito una suavidad que identifica de manera distinta al escrito y lo sublimiza.

Lenguaje sencillo que se pega en la conciencia sin la posibilidad de rezagarlo en la memoria.

Mi enhorabuena, Poeta.

Saludos Cordiales

7 de noviembre de 2008, 22:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal