miércoles, 17 de diciembre de 2008

Peste

Pesa el alma,
mentira fue
el engaño
en el cual creì.

Quemè mi mano
al cerrar la puerta,
no hay cerraduras
por donde espiar,
me cuelga la mirada
en un corazòn ciego.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal