sábado, 11 de abril de 2009

Ven tengo Rosas para las Anas

De nuevo silencio
respuesta prohibida
espera ejecucion.

Dejaste boca abierta,
de que vale querer cerrarla
cuando labios besan, besos nuevos.

Solo esperè el estado del tiempo.

Se diò sin anclar mi cuerpo
ahora miro tu horizonte
como lejana piel.

Rosas y Anas
esperan
encumbradas de valor,
el crucigrama fue absuelto
no hay encrucijadas
paso firme a la felicidad.

Limosna ninguna,
al carajo la piedad
abre la puerta salta,
tecnicismo excusa en pànico.

Ahora pon tu frente recta
camina como los caminos,
que no saben destino.

Se paga lo que mal se come,
el precio va,
se sufre lo que mal nos aman.

Al final el corazòn puro lleva la ganada,

Cursilerìa no, venganza tampoco,
si no me amas, dejame amar,

Soy de mis palabras sencillas
para que entiendas lo que no entendiste,
ya me fuì, pero te quedaste sin amarme,
ahora la jugada esta dada.

Amo, me aman, el verbo amar es mi tierra fèrtil.

Rosas para las Anas.

Ya es madrugada, siempre lo es,
testigo unica de ritmo escribiente.

La Vìa España no hace ruìdo,
la miro por mi ventana
nos saludamos,
siempre lo hacemos,
llego hasta la Iglesia del Carmen,
y el Cerro Ancòn mirando mi bandera
fuerte y poderosa,
cuando el dia alumbra.

Sì aquì estoy,
nadie toca mi puerta
del piso 23-c
santuario de mi alma.

Ven tù, que sabes que eres tù,
esta noche tengo frìo
dame tu mano,
ponla en mi pecho.

¿Y me diràs cuanto me amas?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal