domingo, 10 de mayo de 2009

Casi fui

Miro, mirando, amo, amando, dejando de amar.

La puerta quedò semi-abierta, partiste la partida
donde la mitad quedò adentro de un espacio sin nombre,
dueño, o generales de alguna historia,
fueron anonimos mis besos, coartada de media noche bajando
por mi ombligo no tengo cobardìa, o estrategia,
doy lo que doy, dando màs de lo que espero,esperando dar,
pero eres tù, aquello eres tù, mordiendo mis labios, marcando mi lengua,
apabullando mis orgasmos como cielo azul que llueve, para de llover,
sigue lloviendo, hembra, hembra de mis amores, amores, amores,amores,
màs amores que el amor conoce. Calcula el reloj en que te pierdes solitaria en tu regazo,
al sentirlo vacìo, vacìo, vacìo, calcula los besos rechazados dìas en espera
de una llamada, que nunca es llamada, es lo que es, siendo nada.

¿Hay tiempo de sobra, que sobra de horas tienes para amar?

Esperas madrugadas vivas soñando la muerte en tu piel, el temor, te hace temorosa,
hay vida, vida tienes, toma una lanza de fuego lanzala con fuerza hacia el sol.

Sè mujer, sè hembra, abre los poros mira a travès de ellos, para tì misma, para la vida, viva que tienes,

¿Que esperas para amarte un poco màs?

¿Que valentìa tienes guardada?

Me irè con el dìa que brilla, treparè un àrbol para ver pasar las horas, mirarè el universo,
cometas pasar, arrojo el temor, tengo la fuerza de dragòn, ataque de Leòn, cacerìa de felino, la altura de vuelo de un aguila arpìa, la solidaridad de un lobo, vuelo nocturno de bùho, la sagacidad de un zorro.

Me irè dando tumbos sin mirar atràs.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal