jueves, 30 de julio de 2009

Medula y espera (quince dias despues)

Mi casa no es desprovista de tus memorias,
el petalo de un girasol te cubre de la requesedad de tus caminos,
las cebollas blancas como nube te miraron hacerme el amor
con tus fuerzas dormidas,

mis rosas son de amor las espinas son algodon
cosecha de mi amor por la vida, por rescate de tu alma herida,
de tu dignidad falseada sin amor del nada,
nuestra piel es armonìa absoluta, almas unieron orgamos mutuos,
manos ausentes cuando el miedo paraliza, y canta el gallo,
has negado por cobardìa, entiendo tu horizonte,
mis ojos demuestran que doy pie a la naturaleza
cursando su camino,
sientes soledad de tì misma al venir de la sombra mal pagada.

No sigo ahogado en mis rosas, nunca me ahoguè en ellas,
fueron creacion Rosas para las Anas, cuando el amor,
o la ilusiòn naciò de tus besos apasionados, de los mios fieles a tus labios.
Frigidas jamàs, las reparto con nectar dulce, no por docenas; por cientos y miles de ellas.

No hay parasitos en la casa robada,
soy de roble y teca, tengo la vida como trueno,
relampagueo con fuerza, nada dobla mi lomo
ni siquiera la muerte al asomar un medio ojo.

Libros de amor fabulas encantadas, el amor va màs alla de un libro,
va de lucha,sentimiento, desgarrador dolor al amar, las uñas se rompen debiles,
nacen fuertes con orgullo de ser grande, sin ser pisoteada, ni permitir tal aberraciòn.

Frio y solitario es el interior del que juega a ganar, el que juega por las todas se va de premio
porque todo diò en la danza de la vida, el piano salta, se queda, la voz queda se queda enamorada
al recitar en silencio la mirada que te ama.

El amor ausente no es existe, el amor mutuo vive, el apego, la costumbre, el buen vivir, se confunde con la vida y el amor verdadero.

Los coros grises buscan respiro lucha porque sean blancos, limpia tu cuerpo y alma,
descubre la conciencia verdadera de tu ser independiente.

Ahogate, sigue ahogandote, cae, sigue cayendo, la gravedad te sacarà de ese estado,
toma mi alma sabes que que la puedes tomar, impulsate fuerte que la necesito de vuelta.

Duerme, te abrazo.

Nunca he dejado de navegar en tu medula.

Mi silencio es respeto al espacio que necesitas,
si vuelves, vuelves, sino vuelves;
Te esperarè.

Son las dos de la mañana en Panamà.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal