viernes, 24 de julio de 2009

Rosas para Las Anas

Tengo pedazos de tu piel en mi boca,
aromas distintos incrustados en mi cuerpo
al ser uno en dos con la pasion de besos enloquecidos
fuego estrepitoso en nuestras entrañas
al vibrar locamente perdiendo sentido
haciendo el amor ;

recorriendo tu cuerpo con mi lengua sedienta bebiendo cada lìquido
floral de tu sexo en mi boca.

Me tomaste enloquecida,
sumiso fui tuyo,
salvaje fui tuyo,
sumisa fuiste mia,
salvaje fuiste mia.

Dormìas plàcidamente
cubrì tu desnudez
con la mìa.

Te abracè.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal