viernes, 10 de julio de 2009

Rumbos

La suavidad del amanecer
acaricia mis mejillas
el piano sigue andando
caminos alegres
toman mis manos
me dejo llevar,
me dejo amar por ti,

la tarde me espera,
tomarè la vìa ràpida
irè a tu encuentro
para mirar el mar,la olas,
tus ojos, tus labios,

la tarde espera, es viernes,
irè por ti, irè por ti,
tendrè en tus manos, las mias,
con una sonrisa;

escribirè sobre el agua
lo que mucho que nace
mi vida por ti.

No faltes, irè en mi carro rojo,
vislumbrame de lejos
gaviota de mar,
dulce de labios,
mujer de ojos azules
como el cielo que llevaste
mi esperanza de amar,
de amar, de que me ames
de la manera que nacen
las caricias simples
que hacen largos,
mas largos, los caminos.

Irè a tiempo,
llevarè panecillos,
que te gustan,
vino tino,
las flores que pediste.

Y claro, mi amor por ti.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Nos regala bellos pensamientos, palabras redactadas en tal orden, que solo
emanan amor...anhelo. Cualquier mujer sueña con que su hombre, pueda las piense con aquel amor...intenso, bello,romàntico que en nosotras es natural (por lo menos sentirlo). Es ud como un principe de cuento de hadas,,,que muchas princesas esperan encontrar cada vez que abrimos esta ventana.

12 de julio de 2009, 17:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal