martes, 21 de julio de 2009

Yo

Me llamo Samuel;

Me faltan los pechos de mi madre
quiero succionar su leche,
esconderme en sus brazos
mirando al exterior.

Me llamo Samuel sin golpes de pecho,
tengo ansìas de correr por los rios
caminar sobre las arenas de mares grandes.

Me llamo Samuel, casi todas las noches
pienso en el cielo que no descubro,
ese cielo que esconde la mirada
de alguna mujer amada que no conozco.

Me llamo Samuel, a veces tengo miedo,
lo calo en mis entrañas
al hacerme vomitar algunos himnos
que callan mis ansias.

La vida va, viene,
en las noches llego a casa
no hay olores, recuerdos,
hay pasos noctambulos.

Aquì estoy soy Samuel.

1 comentarios:

Blogger Marina Centeno ha dicho...

En este confesionario de angustias, Poeta, flota un desamparo que se fragmenta en la forma anafórica estructurada en este Poema.

A mí me duele la ausencia y me duele el frío que la envuelve en esa lactancia inconclusa que te abarca, Poeta.

Quisiera llegar hasta aquella cuna y mecer los sueños que en volátil travesía, rondan tus noches solitarias. Hacerte dormir y que dormido venga Ella a consolar tus faltas.

Me quedaré sentada, mirando, tristemente, como la vida se escapa por la Vía España...

Saludos y abrazos apretados.

22 de julio de 2009, 7:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal