jueves, 28 de agosto de 2008

Asi

No naciste para ser sombra
de alguien,
ni para respirar ajeno,
tu genes resplandecen
la trayectoria vigorosa.

Ven, salta un poco màs
dame manos,
nos elevaremos
hacia un mundo
de luz.

No trates de comprender,
solo mira a tu alrededor
con los ojos del alma.

Asì, asì,
suspendete
asì.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal