sábado, 13 de septiembre de 2008

Carta 2:45 a.m

A estàs horas, mis horas donde despliego mis alas de murcielago
sobre vuelo tu alma y mis colmillos acechan tus pesones llenos de leche,

a estàs horas el lobo negro de ojos rojos aulla a su loba en celo que perdida en el arroyo aulla tambien.

Ahora erguido ando desesperado encajado en la carne hermosa, limpia, carnavalezca donde el Dios Momo es mi rey, y tu ninfa perdida en mi pecho con el corazòn enamorado de algo de ti.

Amo amarte, amo extrañarte, amo tenerte, amo, amo, màs amo de todo lo tuyo que no existe y existe.

Es alfombra la tierra, planeta el cielo, yo tu rey indomito que revuelca su sudor en un charca sagrada donde tus pies dieron flores al caminar, camino real.

Dulce imaginada, dulce fantasìa, fantasìa real, real fantasìa, al revèz al derecho soplo las ramas de los arboles para llegar tì, como viento, mar, silbido de amor.

Me hago oscuro, buey, reptil, mosca, humano, para solo decirte, lo que no sè decir, porque invento el invento para tenerte en mi cuerpo muerto sin eter ni vuelo.

Ven con antifaz que no te reconozca Di--s, ven hacìa mì, que puedo ser el, que puedo ser yo.

Entra, corre la cortina, entran las palomas, entra el kundalini.

A estàs horas, son mis horas.....y estàs
.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

SEÑOR DON SAMUEL BASSAN M. SÈPASE LEÌDO Y ADMIRADO.
MGA

13 de septiembre de 2008, 10:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal