jueves, 25 de diciembre de 2008

Diciembre en Rojo

No hay silencios
para acallar
ellos gritan
a voces pequeñas
canciones
hechas susurros
por despertares
en soledad.

Sabanas revueltas
cuerpo descansado
lengua seca
por falta de sueños.

Tomarè mi turno
me apuntarè
en una lista de espera,
para amar,
que me amen.

Amèn.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal