lunes, 2 de febrero de 2009

Reconoce

Vì dos,
pero dos ojos negros
clavar el hechizo de su negrura,
pero que màs
negrura que mi alma
que disipa los movimientos
en mis ojos
muertos de pasiòn,

vì el cuerpo de la noche,

noche de dìa
seguiste siendo noche,
me volviste dìa que fallece
arrinconado en tì.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal