sábado, 28 de febrero de 2009

Rosas para las Anas en tiempos Alegres

He amanecido varias veces, esta mañana ha sido una de ellas,
otras màs he muerto sin par acomodado, con la guillotina
colgando de mis pecados absueltos por el filo de dias con dolor.

Ahora me considero libre, libre por convicciòn.

Amè sin ser amado, besè sin ser besado,
observè como mi alma robaban, permiti ser robado.

Camino absuelto, me absolvì.

No tengo muchas palabras, no tengo casi alma,
escribo por cansancio, el cantaro creativo salva, me salva, salvarà residuos.

Tengo Rosas para las Anas, son alegres, brillan, sonrien pero, no estan,
estaran,se quedan estando en mi piel, en mis labios.

Me siento cansado, el recorrido fue pesado, carguè con un desamor, tortuoso, maligno,
premeditado a causar daño.

Soy fuerte como buen Sagitario mitad animal, mitad humano,
pero los cascos de mis patas me duelen al caminar.

Soy caminante, que camina largo, que sabe de la vida su magia, vuelo, percibo, amo.


Tengo Rosas para las Anas, son alegres brillan, sonrìen pero, no estan,
estaran, se quedan estando en mi piel, en mis labios.

Si claro que lo sè.

Por favor cierra la puerta me irè a bañar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal