sábado, 14 de marzo de 2009

Una misiva casi delirante para tì

Sì, claro que lo sè, no puedes venir, pero igual espero porque mañana podrìa preparte un cafè muy rico, si,
hace dias comprè una cafetera, como sabes no lo tomo,
pero es para cuando vengas
y tengas deseos de beberlo.

Bueno, estoy en mi habitaciòn siento un cansancio delicioso, lo sentì todo el dia, como quisiera que tocaras mi puerta, mirarte entrar, regar algunos girasoles a tus pies, darte un beso en la mejilla, eres bienvenida.

Lo sè no te puedes demorar pero, quizàs hoy podrìa ser valiente y pedirtelo, por favor quedate anda no seas asì, solo por esta vez ¿Si?

Asì rogarìa por ti.

Creo que esta noche dormirè temprano, mañana es Domingo, quiero salir a pasear mirar el mar, irè a las 11 a.m. sì claro irè solo, de repente te miro alla.

Te invito a comer pescado frito, con patacones, algunas cervezas heladas,
pasarìamos la tarde juntos, contarìamos las gaviotas, miramos las nubes pasar, con suerte algùn delfìn podrìamos ver, tambien las estrellas asomarse.

Gracias por aceptar mi invitaciòn, irè el auto rojo, te espero en friday de Amador , no demores, pero si lo haces no importa.

Besos para tì

Samuel

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal