viernes, 24 de abril de 2009

Besos para Rosas para las Anas en la tarde de un viernes

Te vì de centro entero
sobre una varanda escarlata,
tendì mis manos
no fueron cometas
ni candelas apagadas,

fueron mantos para tù frìalda,
brillantèz para tù alma,

quiero ser, que seamos
un viento que fluye con su vuelo,
meciendose al unìsono de dos.

Un beso, dos, màs de uno, màs de dos,
muchos besos, màs que muchos,
soy todo yo un beso para tì.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal