martes, 21 de julio de 2009

Sitio

La fascinaciòn por la vida
a veces derriten las letras
que voy formando en mis noches,
noches bellas, hermosas, llenas de luz.

No hay magia tan grande como respirar
llenar los pulmones, ser feliz.

No tengo algunos privilegios
pero no detengo la marcha,
mi naturaleza es de guerrero,
no me callo ante lo que no me gusta.

Grito a voces mi dolor errante.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal