sábado, 3 de octubre de 2009

Tan,tan, tan

La madrugada colapsô
entre la parsimonia desconocida,
vuelve el corazòn a un estado flotante,
dolores aparecen fantasmas nacen,

mis gatos en silencio
escuchan lamento de mi alma
miran mis ojos traspasan gemidos,

la mañana esta nublada
peregrinación absoluta
de corazón agónico
lamento, lamentos, más lamentos,
grita mi piel en solitario
mirando sombras en mi lecho.

¿tan fácil es,es, lo es?

Mi nombre es Samuel
buscame cuando no olvides mis besos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal