domingo, 20 de diciembre de 2009

Autorretrato sin sonreir

Deja mi mareo palpitar de espera, dejalo ya, que caiga a mi lado con los relojes que niegan partida de esperanza cuando el vuelo palomas se queda quieto, se queda en silencio con sus alas amarradas con motivo paralitico de un nadie, al estar la boca abierta esperando una boca para abrir.

Ven querida, la mia querida, ven que el buque zarparà hay mar inmenso, mar inmenso para navegar, no me dejes en puerto, no me dejes mirar la estela de un adios cuando el obligado a partir soy yo, dame tus cabellos enviados por los vientos, dame tu sonido para emboscar lo que tanto amanamos, lo que tanto, tanto, pero tanto es tanto extrañarnos.

Ven querida mia.

Miro por mi ventana La Via España, ella abre sus ojos,
me pide un adiòs yo le entrego mi entrega donde tu amor es escondido
bajo mi cuerpo que se vuelve agua.

Es Diciembre tu puesto està vacìo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal