domingo, 20 de enero de 2008

Que entren

Que entre la luz ,
el cielo rojo,
el calor de la mañana.
Que entren sin permiso
a mi habitación,
cubriendo mis estepas
bajo la sabana carnosa
ausente de mi gloria.
Ausente de gran amante.

Presente de muerte
sin desayunos
ni limpieza.


Que entren los que me aborrecen

¡Qué entren!
si,
con el silencio
de una sepultura.

Se baja el telon.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal