viernes, 19 de septiembre de 2008

Espejismo 44

Se me desquebraja la noche tratando de suspenderme en ella con soledad imaginada inventando una compañía que sin bajarse la falda me hace soñar.

Me hago mascara, corbata y sombrero pero, el beso desaparece sin buscar la palabra perfecta que muere en prosa enfermiza dibujando un alter-ego que cae sin suspirar lamento por el engaño sometido al amante sin buena ventura que muere por tanto recuerdo que es suspiro, nostalgia y muchas veces muerte con derecho a nacer, para después volver a morir.


Se me despedazan las manos, al creer que la pared se vuelve tu rostro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal