viernes, 19 de septiembre de 2008

Espejismos

Me cansa la palabra, soy cansado por deletrearla, por buscarme, ella pálida exhausta, accidentada hace de mi mente un accidente paralítico, quien da màs por nada, o la nada vale por ser nada, vuela mi cresta roja, como gallo amanecido cuando aspira saltar encima del cerco preso.

Imito lo inimitable, río de un espejo llamado yo, no tengo donde ir buenaventura mia, ni donde escapar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal