lunes, 29 de septiembre de 2008

Ordenanza

Cabalgo,
cabalgo.

Cabalgo cabalgando,
corcel de cera,
corcel de fantasía,
Cabalgo,
cabalgo en corcel de musgo
por serranías de un querer
Dé un amor,
de una candela oscura,
que flamea,
quemando,
quemando todo.

Voy así cabalgando en caballo de cera
que quema, que muerde,
cabalgo sin caer,
pero enloquezco,
me vuelves a la demencia de dibujarte
en mi alma que habita, deshabita y sigue
habitando el odio de amarte.

Por sufrir rechazando lo que me hace vivir,
para amar.

Sigo,
cabalgo,
cabalgo polvo,
levanta pesares,
cantares de madrugada,
hora tuya,
mía,
que maldigo
por ser libre en tu boca,
en tu ombligo,
en tus mirares,
en,
en,
en,
en fin,
final,
final,
así remonto mi amor,
amor pendejo,
cobarde de cobardes.

Intachable valor para dejar de amarte,
o seguir cobarde por seguir amándote,
para olvidarte.

Quien da mas

Subasto amor.

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Amar o Morir no existe otro modo.

30 de septiembre de 2008, 7:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

QUE DUDAS TAN SOMBRÌAS.
MGA

30 de septiembre de 2008, 12:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal