sábado, 29 de noviembre de 2008

Poco

Estoy en poco,
surgiò apatìa,
mis pantalones
estan mojados
la lluvìa
se filtra
en mis poros,
llego tarde a casa
la puerta se abre sola
ayuda a mis manos
estan agrietadas
la caricia ausente
merma mi piel,
me clavo en mis sabanas
tienen arrugas,
algun camino,

en las madrugadas
cuelgan del techo
me hacen tener frio
abrazo mi cuerpo
en la quietud el silencio.

No pasa nada.

1 comentarios:

Anonymous amureen ha dicho...

"no pasa nada"
es el refugio del aflijido
porque en realidad pasa "todo"
pero tal vez no aquello que es necesitado o querido...
pasa sólo lo que nos hace confrontarnos con nuestras viejas vacuidades para poderlas llenar pero no de desdenes de afuera... sino de verdaderas reconciliaciones internas...
sr poeta reconciliese con el amor a si mismo... aprenda a ser sólo de usted, sane la necesidad, consuele la soledad enmohecida, sirvase de la vida pero no se acurruque en ella, pues ella es como un río por donde nunca pasan la mismas aguas...
que bueno que volvió...
se le echó de menos...

1 de diciembre de 2008, 12:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal