domingo, 7 de junio de 2009

Madrugada

Estoy bajo la espera
que llegò
en un bar rojo de lamparas apagadas escarlatas,

un farol de calle ama a prostituta
se llama Clara, es hombre, lo ama una mujer.

Se aman, ama ella, se deja amar.

Es noche aterciopelada
es piel en piel,
es mujer en hombre,
hombre en mujer.

Hay risas, algunas carcajadas,
se mueven al ritmo de la Huika
ella desnuda pasea su cuerpo
en sàbanas, almohadas,
olor de hembra en macho
explota en aguas,
en pensamiento,
acertijo de orgasmo.

Silencio quiero hacer, eso, eso,
que pides de mi lengua.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal