jueves, 25 de junio de 2009

Nevada


Escribo para los vientos marchitos
de aquellos campos que marcharon
con la sequía de un ayer que quedó
siendo ayer,

de manera nostálgica me dejaste al verte
recorrer sola los parajes que a solas recorríamos,
te seguí con los pies temblorosos,
apretando los labios,
no sabes sabiendo, lo que necesitas saber,
al verte de lejos, oliendo tus pasos,
dejando los mios en el cemento,
sin apurarme a jalarte por la camisa,
por el cabello, por el alma.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal