lunes, 13 de julio de 2009

Lo sabemos en matematica

Mirè de reojo,
de reojo mirè,
segui disimulando
que te miraba
acostada desnuda en mi cama,
cama mia donde es mi cama,

seguì mirando de reojo
desnudabas tus pechos
hermosos con la luna negra,
como la mancha que no larga,
como la hembra de miel,

casi seguìa mirando.

Nuestros cuerpos
son armonìa.

Tus besos mios,


Giro la manija
apago la luz
me duermo
pensando en ti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal