martes, 4 de agosto de 2009

No al sì.

Estoy escribiendo,
nadie me mire,
estoy histerico,
no quiero señas,
ni preguntas.

Meterè los ojos
hacia dentro,
retorcerè mi cuello,

si tambien lo sè,
me doy cuenta,
nada puedo hacer
solo aguantar la soga
sobre mi cuello,
esperar el jale,
partir.

No hay funciones de teatro,
ni risas que saquen las mias,
no tratarè de actuar normal
cuando el filo està en mi yugular.

Vayanse al carajo,
si traen amor en alguna cesta
cubierta de girasoles,
en el fondo me tienen
alfires para mi piel,
no lo nieguen bastardos,
denme la espalda
ya no me llamo Samuel,
ni necesito nada.

Soy hipocrita,
necesito cobija
algun abrazo limpio,
besos radiantes de amistad,
claro, el pecho de mi madre,
nacer de ella una vez màs.

Asi me dijo antes de irse:

Eras el màs dulce de mis hijos,
pero la vida te cambiò.

Larguense esta vez si quiero llorar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal