lunes, 23 de noviembre de 2009

Callo contigo

Capullos que capullos; abiertos en manos sin practica,
no hay labios secos, noches interminables sin amor,
hay sueños algunos de esos que alumbran despertares
cuando ya creìdo el camino acabado,
aquì ando, màs que ando andando caminando
sobre la piel virgen en hilillo de sangre de virgen añeja.

Puedo decir callando amarte,
al esperar una aurora mìa,
màs mìa, que mìa en tus manos,
al poner mi sexo erguido
en la tempestad que aulla noches, madrugadas.

No tengo espalda,
solo cara.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal