domingo, 18 de octubre de 2009

Los Domingos en Mias almas

Domingo gris
de sabanas amplias
almohadas dispersas,

me arrastro como reptil
entre mi lecho,

mi lengua de dos puntas
respiran olor de hembra ausente,

jalo la luna con mi pulgar
a tientas camino
ya casi viene la noche
ya casi vendrá la noche,

dibujaré en mi lomo
un zurco, algùn atajo,

pongo mi boca
donde la lluvia
se hace mujer.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal