lunes, 11 de enero de 2010

Un lìquido, dos almas

Te miro sonreír,
mi alma llora.
Tu sitio fue ayer-
Sueños sin interrogantes
maltratados por mano espinada.

Mi corazón, aquel que siente
mira tu ojos buscando horizontes
al caer en caminos pasados.
No de ,
al saber que no sabes de ti.

Lágrimas pesadas
abren grieta en mis mejillas.
El dolor fragmenta vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal