miércoles, 30 de diciembre de 2009

La tarde en faldas.

Me enredo a esta la hora tarde, de una tarde quejosa al suspirar de un año casi muerto pero, eternamente bello saltando en mi pecho para hablar de muchas cosas, cosas bellas raras, hablando de ti, de mis dedos que se enredan en mis manos al querer escribir tu nombre en las sabanas pegadas al techo de mi estancia.

Soy de manera equivocada feliz, feliz de haberte perdido entre matorrales impacientes donde la parsimonia y desventura acallaron mis labios entre besos inconclusos sin estallidos orgasmicos de dolor, ven amada, ven soplemos un cuerno por lo vivido, por lo amado, por las horas talladas en algun cristal de barro. Ahora mismo, a esta hora cierro mis ojos, cierro la vida tejiendo màs de una noche, màs de una revolcada amorosa entre el angel y la patria bella.

Soy del alma,
de caminos, soy de mi alma,
de caminos,
soy terriblemente tuyo.

Por favor bajen el telòn,
la farsa empezò,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal