viernes, 29 de enero de 2010

¿ y que?

Me empeño en abortar los ojos, cuando la luna blanca asoma su frialdad por encima de mis absurdas pretensiones.

Está la noche, pobre la noche. No tengo mucho a decir, ni tanto que contar.

El absurdo de orgasmos prestados se dibuja en mi rostro payaso al ocultar una demencia sin ataques cardìacos, ni espirales que sean raíces hacia arriba.

Pintaré mis labios de rojo, cruficarè mis dientes podridos entre tus besos mal olientes
con derecho de admisión.

Cabrón, me tildo más de un imbécil. Soy varios imbéciles...
La mueca de mi sudor ya no baja por tus nalgas en noche nueva en esta hora.
La hora está donde muero a segundos, y estoy donde me desintegro del enojo y mal humor...

Veo un letrero que dice;

Curamos el alma, devolvemos la esperanza. Se cura la artritis, cirugía plàstica para espiritus rotos. Sacamos muelas y dientes, curamos hongos de uñas.
Estamos en promoción.
Puede ganar un pasaje al infierno ( sólo ida).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal