sábado, 28 de febrero de 2009

Carta amarilla para Rosas Blancas

Mi querida Señora;

Sepa usted que se està convirtiendo en La Musa de un poeta, o mejor le digo que ya lo es.

Sèpase que puedo amarla con la locura despiada que me puede llevar a mi perdiciòn, lo digo por razones que ambos conocemos, solo habrà una sangre corriendo, la nuestra que porque la suya la considero como la mìa, y la que corre
y recorre por mis venas, arterias, no es mia, sino suya.

Es esta, mi carta debo confesarle mi amor, un amor que no tiene nombre, ni tiempo para definirlo, pero usted ha llenado mis dias desde que la conocì.

No pretendo que me ame, con amarla me siento amado por la vida, por los vientos huracanados, por los diluvios, jardines, por la imaginacion que podrìa amarme o extrañarme,o simplemente enterrarme un estilete en mi pecho.

Soy acompañado por Debussy con Clair De Lune, y la ilusiòn de verla.

¿ Es pedir mucho me escriba algunas letras, por estar usted tan lejos de mi?

Me gustarìa saber como està.

le dejo mis saludos,

Samuel

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

EXQUISITO POETA,
UNA DE LAS ROSAS LE DICE:
TU NO ESTÁS EN EL MUNDO PARA COMPLACERME,
NO ESTOY EN EL MUNDO PARA COMPLACERTE.
SI DE TODAS MANERAS NOS ENCONTARMOS QUE BIEN Y SINO, NO HAY REMEDIO PARA ESO.
MGA

1 de marzo de 2009, 0:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

QUERIDO POETA::: una rosa blanca otra amarilla... CONFIESAS TU AMOR... EXQUISITO!!!!. RECONOZCO ESE TERMINO...YYYY UNA DE LAS ROSAS TE DICE...AMA POETA.. CON TODO.. TU SER Y TU ALMA.. CON LOCURA....ASI FUISTE Y SERAS.... TE RECIBO.ROSA DE LAS ROSAS CON ESPINA O SIN ELLAS......DAB

2 de marzo de 2009, 5:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal