miércoles, 1 de abril de 2009

Anomimo

Sì, el tiempo, tiempo,
labios perezosos silban la noche
los campanarios escuchan
al viento cantar,
hay luna nueva,

calles de polvo
protestan,
la quietud se siente
algùn candil se apaga,

esta noche no hay frijoles, ni tortillas,
màs la sonrisa inocente perciste al hambre,
asì como percistì de que me amaras,

El tiempo està en mi bolsa,
remendè orificios para retenerlo
quiero màs de el,
antes de caminar lento,
para todavìa soñar con un amor.

Silencio en mi habitaciòn
al pensarte lejos,
amarte tonto.

No demores querida mìa,
estoy en soledad de una espera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal