lunes, 8 de junio de 2009

Climax necesario

Se hace la noche estampida
de corceles bravos
bajan por el campanario
donde habìa iglesia atea,

baja la razòn por el cuello de mi camisa
al cargar mi lucha donde el cansancio
sabe la respuesta, camino recogido de ansias vivas.

¿ Serà el precio de compañìa tan alto
que chispas de demencia haràn fuego sin control?

Me siento aquì para escribir, pensar,
la manera que hacemos de humanos:

dioses pero, son patèticos, enfermizos, son en realidad insectos,

lo peor es que nos dejamos arrastrar
estando nosotros mejores que ellos, pero cierta debilidad,
cierto hueco ( no corporal) quiere basura para llenarse,
es enfermedad.

¿ Leen mis labios?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal