lunes, 13 de julio de 2009

Pacto

Sonrio, levanto mis cejas,
miro alrededor,
quizàs una carabana de camellos,
o un camello que me busca,
lejos me llevarà
hacia la luna que destila mi sangre
que destila un sentir de flamenco zapateado
donde nace la pasiòn del buen judìo,
donde tu boca siempre es humeda,
donde ahogaste mi ser entre tus labios,


no arrojo ni lloro,
muerdo, vocìfero,

mia fuiste,
con la frente hermosa,
con el garbo de mujer,
con todo aquello que robaste
de mi alma,

fuiste mia,

yo me hice de ti,
como dragòn que escupe fuego,
como murcielago de madrugada.

Miro, te miro,
huyes quedandote,
en mi atajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal