martes, 28 de julio de 2009

Solo tù

Aquí estoy,
miro por la ventana
hay cielo abierto
mi esperanza
se vuelve pájaro.

En mi habitación
palpo donde palpaste,
me acuesto donde te acostaste,


Tu aroma permanece
En el frasco
de lavanda,

te dibujo en mi cuerpo,
en las paredes,
por doquier.

Larga espera,
me desespera,

tus huellas
permanecen
no las borra el tiempo.

La sinceridad
de tus palabras
me hacen nacer
cuando la madrugada escapa contigo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal