martes, 28 de julio de 2009

Entonces

Amanecì triste,

trato de salvarme
de ti,
del mundo
que me hace daño,

me culpo
por tragarme
la vida sin permiso

solo quise amar
en la cabeza
de un alfiler,

pero se diò
vuelta,
clavò mis heridas
que sangrando
todavía estaban vivas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal