miércoles, 9 de septiembre de 2009

Hilo de Cristal

A esta hora, cuando la noche esfuma un sentir y la esperanza, e ilusiòn se baten a muerte
con la razòn, me siento en la mesa de madera a cenar igual que siempre,
el candil alumbra mi sombra en el piso de arcilla, se mueve alrededor de mis pensamientos,
tengo la mirada vacìa, la melancolìa està extraña la noto rara, cadenciosa, un silencio oigo
al escuchar mi alma, al sentir el deseo de mirar algunos ojos parecidos a los tuyos.

No logro entender los secretos del sentimiento, la necesidad de amar, pero aquì estoy
mirando, imaginando, noto lejanìa al parpadear por segundos al lograr mirar la estela
que no se pierde en algun recuerdo escondido, no he olvidado amar, ni tampoco recoger espigas
del campo dorado, imagino caminar a tu lado sin musitar palabra alguna
cuando una de esas estrellas bailando en el infinito nos mire pasar,

a veces me siento cansado, la espalda se queja, mi caminar de vuelve lento, la gravedad mantiene mi cuerpo pegado a la tierra, a veces me acuesto en el pasto mirando los planetas,
imaginando que puedo saltar a ellos, pero recuerdo que la tierra limita mi vuelo, a menos que sea astral, pero limita un salto al infinito.

Retomo caminos, escudriño tus palabras sin adornos que formen una fàbula que mienta al corazòn, miro entre el vacìo y la plenitud de ser amor montado en algun tren sin destino ni resultado, el amor es como un pasajero que al tiempo de bajarse hay que bajarse, es feroz la arrogancia al terminarse , aferrarse a la costumbre de un cadaver que viviò como si fuera eterno cuando solo segundos durò el amar.

A esta hora cuando la noche esfuma un sentir y la esperanza e ilusiòn se baten a muerte con la razòn.....

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal