lunes, 12 de octubre de 2009

Noche sentada sin silla

La noche vecina mía
està en la ventana,
le quiero hablar despacio
porque mi corazón se quebranta
a la luz de una luna
que calla mirando
mi ocaso,

esta noche
quizás no quiero amarte
quizás prefiera
un ahogo cadencioso
sobre las piedras filosas
que caminan una distancia torturadora,separadora,
afilando una muerte más, más de una muerte
a muerto en mi regazo, sin ser ave de fénix,
ni héroe de periódico de barrio fétido,

esta noche no me llamo Samuel
me llamo gato loco,
que come de los basureros,
sin dientes fuertes,
ni aguas cristalinas,

hoy que moriré un poco más sin ti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal