domingo, 16 de mayo de 2010

Vida la vida....

Miro,desespero,pienso, dejo de mirar.

Erguida mi mente cae, se levanta,
me doy vuelta,
recorro esquinas,
busco nombre grabado en las aceras
donde fueron de cemento algún segundo,
en el parque viejo; donde chispas eran ojos,
labios; frutas en labios nuestros.

La vida pasa, pasa, pasando pasa,
nos vamos sin la vida, sin ella nos vamos,
no hay caminos, tiempos,
orgullos que cuidar,
labios secos, se pudren en otros labios.

Recuerdos impulsan vida (en mi caso).

¿ Que más se puede hacer cuando los respiros
tienen expiración?

¿Que sabana cobija la piel que cuelga,
que almohada sostiene la cabeza que cae?

Ahí vida, vida, vida la mía,
querida vida,

cuanto te viví.

chus,chus.splash,was.....(velero se aleja)

1 comentarios:

Blogger Marina Centeno ha dicho...

Qué serenidad se te cuelga de los ojos, Príncipe y te transita, tan dócilmente que cedes al misterio.

"¿ Que más se puede hacer cuando los respiros
tienen expiración?

¿Que sabana cobija la piel que cuelga,
que almohada sostiene la cabeza que cae?"

Un epitafio a la serenidad. Para que tus noches olviden su tormenta.

Me encantó. Saludos.

16 de mayo de 2010, 11:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal