sábado, 5 de junio de 2010

Tarima en tablas y cristales

Sí, que sí.
Si... que si somos,

Siento el olor de tu nuca desnuda,
sostengo tus caderas,
silueta perfecta entre mis manos redondas...
silencio en presencia... absoluta en comunión.

Pieles nuevas, marejadas...
absolución de pensamientos
sin tracción al sentir. Siento, que no dejo de sentir.

Se abre tu boca
bajando por la mía.

Se abre mi boca
bajando por la tuya.

Pezón perfecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal