domingo, 1 de agosto de 2010

Símbolo sin manteles blancos

Las gotas de agua son transparentes transparencias. Miro el Agosto llegar bajo una lluvia amanecida mojando mis pensamientos con la simple dulzura de antaño, cuando la lluvia, era ácido y ácido los soles amarillos que blanqueaban la negrura en blanco oscuro.

Las ventanas de mi casa se abren con el viento, entre las ranuras quedan los silencios que deletrean historias que nunca serán contadas, porque vividas, fueron dos veces con corazones que inflaron la luna con suspiros y parsimonia de un hueco cavado donde llegan pieles que naufragan por la variedad, sin ser infantil , con algún beso que despierte caminos sin hacer huella de regreso.

Aquí, estoy aquí estando, más que estar estoy aquí. No uso pañuelos ni mejillas para que resbalen algunas lágrimas cuando la época de llanto sea estable siendo pasajera. Me arroparé de ti sin decir palabras para encumbrarte en mi cuerpo. Sigo estando donde estoy con mi patria nueva, ya no habrán adióses largos, ni despedidas cortas porque la raíces adentran mi alma, y tu amor, amor mio, adentras lo que nunca se adentró cuando miraba atardecer sin colores inventandos.

Ven querida somos lo que quedamos,
pasame el sombrero,
caminemos junto a la estación que llueve
miremos girasoles sin copas llenas,
sin promesas,
sólo miremos la brisa pasar.

Ven querida, ven.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal