sábado, 18 de agosto de 2012

Vìspera de muerte.

Acercate, no temas, el viento trae susurros,
también mieles,
pero, no hay canciones de historias,
tampoco rayuelas dibujadas en cemento, o quizás sì, si pero si, más sì,

pero morí,
mataste mi alma,

perdón perdón, mataste mi alma,

confesión sincera, condena de mal errante,
dejame ir con mis pecados,

los limpio en el camino de algún dolor tan mio que es lo único propio.

Toma en tu mano izquierda , una lágrima.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal