martes, 3 de diciembre de 2013

Princesa en primavera

Se quitó la venda,
apartó el alma,
vidas muchas disipó el amor,
secretos, secretos al oído testigos fueron
de aquella marcha que siendo funesta siguió viviendo....

Habían maracas,
algún baile de esquina, la vecina puro en boca, miraba a sus alrededores
quería música, quería distancia con su dolor, a la orilla de la calle se escuchaban
flautas, angeles llegaban, nadie pudo verlos, había un carruaje celeste,
ella miraba, solo ella, extendieron una alfombra que flotaba.


Su dolor quedó colgado entre las calles que la vieron nacer.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal