viernes, 17 de octubre de 2008

Poco

Aleteo de párpados,
Labios caídos.


Suspendido
Suspenso en mirada
Busca hálito de esperanza
Tamaño chispa
Esperanza mundo
Respiro en ti.

En tu cuerpo fallido,
Humeante desperdicio
Arrastra silabas
Sin consonantes,
No hay palabras.

Pequeña, pequeñísima
Conformidad me silenció,
En sobra perpetua
Caída de beso.


1 comentarios:

Blogger Marina Centeno ha dicho...

Quiero pensar que esa "conformidad silenciosa" a la que hace referencia el autor, es efímera, resultado de una pretensión.

La naturaleza inconformista del autor cae brusca en estos versos provocando en el lector perplejidad y sorpresa.

Los temblores del alma son impredecibles, Poeta.

Enhorabuena, Sr. Bassán.

18 de octubre de 2008, 12:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal