jueves, 19 de marzo de 2009

Eclectico e histrionico de madrugada

Prenderè una candela,
se llamarà tù.

Se mira sin prisma
lo que siento,
directo de la flama
se enciende mi corazòn.

Princesa de los arroyos
al bajar de las montañas
podràs apagar
lo sembrado en mi piel,
por tu piel,
para seguir encendiendola.

Levanta tu mano,
dì presente,
salta al otro lado
de la cerca.

Mis brazos son banderas de libertad,
tù tristeza la razòn
de elevar mirada de niña,
deseos de mujer.

Sutil pensamiento.


Anda salta la cuerda,
juguemos a la rayuela,
no dejes de saltar,
te presto mis canicas
juguemos a perderlas,
recobremos un poco de inocencia al partir,
la partida esfuma un nacimiento màs.

Somos màgicos con la eternidad
en nuestra alma,
solo miremos hacia adentro,
de un salto llegamos,
solo deja el exceso de equipaje,
hazte liviano de pensamiento,
miremos el infinito,
pero, que màs infinito que nosotros.

Te podrè amar,
suspirar por tu amor,
extrañar momentos contigo.

No serè puntos suspensivos,
serè progresivo amor,
colgando de tus dientes,
por tu quijada
llegarè a tu pies,
besos mios alfombras
para tì.

¿ Serà que te amo?

¿Quizàs demencia de Amor?

Miremos por aquel lado, encontraremos un panfleto,
tiene alguna instrucciones a seguir,
pero, mejor sigamos a nuestro corazòn,
no hay mejor guìa que el sentimiento.

Buenas madrugadas, hoy dormirè temprano
son las 1:30 de la madrugada.

Ultimamente amo màs a mi Patria.

Pido que sea salvada de los rufianes,
que con promesas de lo mismo,
creen que salvaran el mal de lo mismo.

Que asco

Una izquierda para Panamà,
sin derecha sostenida.

Pensando ando,
en escribir màs sobre eso,
pensando es lo malo,
lo harè.

Bueno nos veremos.

Tengo muchas Rosas para las Anas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal